Historia

La historia de la familia Rebollo y del Área 103 empieza “allá por el año 1889, fecha en la que se hizo cargo de la Venta de Almadrones la bisabuela Celestina. Continuaron con el negocio familiar la abuela Cayetana y el abuelo Mariano, a los que les sucedieron la Nieves y el Antonio, que es como se conoce cariñosamente a mis padres dentro del mundillo del camión.

Ramón nos comenta que el gran inspirador de lo que hoy es el Área 103 ha sido, Antonio Rebollo Bachiller, un camionero que realizaba con frecuenciala ruta de Zaragoza y tenía por costumbre parar en la Venta de Almadrones. Fruto de esas paradas, se inició una relación, que terminó en matrimonio, entre Nieves, hija de los propietarios de la Venta de Almadrones, y Antonio. Verdaderamente, no resulta extraño que a lo largo de los años se haya establecido una relación tan especial entre este establecimiento y los profesionales de la ruta.

Poco a poco, Antonio va dejando el camión y se dedica en cuerpo y alma a impulsar el Área 103, pero sin olvidar sus orígenes. Antonio siempre mimó mucho al camionero, ayudándole en lo que pudo. Durante las grandes nevadas de antaño, iba con una furgonetilla a llevar bocadillos y algo de beber a los que se quedaban bloqueados en la carretera, porque él conocía perfectamente las penurias que se pasaban, y se pasan, en esta profesión.

Los hermanos Rebollo y sus descendientes son el pilar que regenta este negocio junto con un gran equipo de profesionales expertos en el desempeño de sus cometidos que integran una orquesta perfectamente organizada al servicio del cliente.

Galería Fotográfica

  • DSC_0262
  • DSC_0253
  • bicis
  • DSC_0285